Uno no elige de quien se enamora. Si, pero aún asi, si pudiese haber elegido, te elegiría a tí otra vez, una y mil veces.